El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

Noticias

Jul182016
PDFImprimirE-mail
Redacción

tim walker El.rollo.higienico

Dos nombres destacan en los comienzos del fotógrafo Tim Walker, los imprescindibles Cecil Beaton y Richard Avedon, como no podía ser menos. El primero puso ante sus ojos la magia de dos décadas de trabajo para Vogue, al segundo lo tuvo cerca, pues fue asistente a tiempo completo de uno de los artistas de la fotografía más prolíficos que se conocen. Tim Walker, nacido en Inglaterra en 1970, se forjó con los grandes antes de aterrizar en Vogue, Harpers Bazaar, o V Magazine, entre otras.

"Story Teller" fue el título de su magna exposición de 2012 en el Somerset House (Londres) y el del libro que la acompañaba. Un hermoso cuento donde se palpa la influencia del mundo onírico de la Alicia de Lewis Carroll.

A Walker se le considera un contador de cuentos. El fotógrafo presume de su fantasía como ingrediente principal de sus sesiones, siendo la excentricidad una de sus mejores bazas. Según el propio artista, cuando trabaja no lo hace pensando en una marca, lo hace en función de la idea que le ronda la cabeza y, en ocasiones hacerla realidad le puede llevar meses.

La pasada primavera, el fotógrafo londinense Tim Walker partió la pana con la sesión fotográfica que realizó para el isuue de la revista digital Love Magazine, un merecido tributo a Hieronymus Bosch, el héroe foráneo de la pintura flamenca afincado en el Museo del Prado desde hace tiempo. Nada faltó, para que el resto de publicaciones digitales a los pocos días se hicieran eco de la sesión fotográfica y convirtieran la noticia en viral.

Tim Walker--El.Rollo.Higienico

En este 2016, año en el que se conmemora el 500 aniversario de la muerte de Hieronymus Bosch, Tim ha revisado la obra del holandés, adentrándose en el tríptico El Jardín de las Delicias para desmenuzarlo y devolverlo bajo una nueva óptica dónde lo lúdico y lo macabro se dan la mano. Acota las escenas y las introduce en habitáculos en los que los modelos aparecen distorsionados por la óptica de la cámara, como disputándose el espacio. A Tim no le gusta el artificio de la iluminación, y la sesión es austera de luz, la importancia la adquieren los elementos en función del mensaje, a veces tan explícitos como los dibujara Hieronymus en su tiempo, negros y blancos conviven desinhibidos. El dado, el búho, las fresas, la oreja y la llave, siguen ahí esperando la mirada escrutadora del espectador. Al cabo de los siglos la historia se repite como en un bucle. Hasta la serpiente está presente.

Última actualización el Jul182016
 
Jul152016
PDFImprimirE-mail
Redacción

Wifredo.Lam-El.Rollo.Higienico

La obra del cubano Wifredo Lam (Sagua La Grande, 1902 - París, 1982), regresa al Reina Sofía al cabo de 24 años. La anterior muestra de Lam se hizo coincidir con los fastos de la Exposición Universal de 1992 en Sevilla.

En aquella ocasión, la muestra, compuesta por algo más de setenta obras, pretendía una lectura del trabajo de Lam en el contexto de las luchas anticolonialistas y de la emancipación de los pueblos del Tercer Mundo. Para Gerardo Mosquera, curador y experto en la obra de Lam, la exposición buscaba romper los dualismos y reconocer las hibridaciones y complejidades propias de la dinámica poscolonial.

La muestra actual la conforman unas doscientas cincuenta obras –pinturas, dibujos, grabados, cerámicas– a la que acompañan más de trescientos documentos –cartas, fotografías, revistas, libros–. Este amplio material ilustra el contexto de su trabajo y de su pensamiento; resalta sus años en España (1923-1938), con grabados de los años sesenta y setenta; y sus colaboraciones con los más destacados escritores de su tiempo, así como las obras fundamentales realizadas al regreso a su Cuba natal (1940-1950).

Wifredo Lam es el pintor cubano que más ha transcendido, el más moderno y el que más influencia ha dejado en otros.  Tras su paso por Madrid se estableció en París, donde conoció y fue amigo del poeta y político martiniqués Aimé Césaire, y del malagueño Picasso. Aimé fue el ideólogo del concepto de negritud, Picasso vampirizó y sacó el jugo en forma de influencia en su obra del intercambio con Lam.Wifredo Lam - El.Rollo.Higinico -

Lam fue el iniciador de un mestizaje en el que se daban la mano el modernismo occidental y el simbolismo africano y caribeño. Siempre se relacionó con las vanguardias de la época. Su obra, profundamente comprometida, explora diversidad de expresiones y de medios, desde la pintura al dibujo, pasando por el grabado y la cerámica, persigue al igual que Aimé Césaire "pintar el drama de su país, la causa y el espíritu de los Negros". Lam era consciente de la cuestión racial y de sus implicaciones sociales y políticas en Cuba, en Europa y, también en Estados Unidos.

Esta exposición está organizada por el Centre Pompidou, el Musée National d'Art Moderne, en París, en colaboración con el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, de Madrid y la Tate Modern, de Londres, y está comisariada por Catherine David y Manuel Borja-Villel. A la muestra le precede su estancia en el Centre Pompidou, hasta su próxima parada en la Tate Modern.

Última actualización el Jul152016
   
Jul112016
PDFImprimirE-mail
Redacción

bourgeois-El.rollo.higienico

El desfile de la obra de Louise Bourgeois por la geografía española es permanente.

La obra de la artista francoamericana ha recorrido la geografía española en varias ocasiones. Ahora la obra de Bourgeois, una de las artistas más creativas y revolucionarias del siglo XX clama desde el Guggenheim Bilbao.

Cuando contemplo la obra de Louise Bourgeois, no dejo de pensar en el personaje que interpretara James Stewart en Rear Window, el film que dirigió Alfred Hitchcock en 1954.

Sencillamente, por esa incapacidad de resolver que acompaña al testigo en muchas ocasiones.

Louise, es la heroina de su propio relato. Fue el testigo incómodo de un padre autoritario que se desfogaba con la criada, al tiempo que la madre aguantaba el tipo estoicamente.

Difícil es situarse en el interior de esa niña, que contempla atónita el quehacer diario de ese trío variopinto que la rodea. Ese goteo continuo de años lo acabará desfogando al cabo del tiempo en su obra, partos artísticos no exentos de drama y venganza.

Sin el sufrimiento, la obra de Bourgeois, no hubiera tenido sentido. Ese drama interior es el motor de su obra, su desquite, su venganza personal. El compromiso de Bourgeois es consigo misma, no con el marchante y ni tan siquiera con su público, tan necesario como en el teatro. Su trabajo, más allá del padecimiento goza de una espectacular teatralidad, la misma que podemos catar en Bacon, pero con el condicionante aún mayor de ser mujer y mostrar su mundo interior. Su obra puede presumir de exhibicionista, y despierta en el espectador sentimientos enfrentados: admiración por lo expuesto y compasión por la mujer artista y su doloroso parto.bourgeois.El.rollo.Higienico

Las Celdas de Bourgeois son su protesta, parte del relato interior que exterioriza al tiempo que le sirve de refugio, donde la cama es el altar para el sacrificio y exhibicionismo del otro, al que termina inmortalizando en su perpetuo dolor. Y si el espectador afina el oído podrá percibir el lamento de la Louise infante, testigo incómodo que a pesar del tiempo transcurrido no supera los traumas de la infancia y perpetua bajo la forma de objeto artístico el dolor que le produjo las acciones del padre, al que se le percibe como el eterno exhibicionista ausente.

La exposición Lousie Bourgeois, Estructuras de la existencia: Las Celdas, inaugurada el pasado 18 de marzo, puede contemplarse hasta el 4 de septiembre en el Museo Guggenheim Bilbao. Más de 60 celdas de grandes dimensiones conforman la muestra.

Bourgeois sentencia: "Mi infancia nunca ha perdido su halo mágico, su misterio, su drama "... ""El arte nace de la necesidad de expresar una idea o un concepto, el corte, la mutilación, la automutilación. La poda, el control."

Última actualización el Jul122016
   
Jun022016
PDFImprimirE-mail
Redacción

Pollock--Mural-

"Mural" (242,9 x 603,9 cm) es el fruto que resulta tras el bloqueo que sufre Jackson Pollock cuando intenta dar respuesta al encargo de la galerista y coleccionista Peggy Guggenheim.

Peggy le encomendó una obra para su residencia, que denotara su apoyo a los jóvenes artistas americanos que comenzaba a promocionar desde su galería. El pedido, formalizado en julio de 1943, vio la luz el día de Año Nuevo 1944, y se la considera una obra clave del arte moderno norteamericano.

Pollock, en el contrato firmado con la galería Guggenheim, en julio de 1943, acepta percibir 150 $ al mes y una liquidación al final del año por la venta de sus pinturas. El mural debía estar realizado para el mes de noviembre; sin embargo, para esa fecha, el lienzo estaba en blanco. Guggenheim le presionó, al tiempo que Pollock pasó varias semanas mirando el lienzo en blanco, y quejándose a sus amigos de estar "bloqueado". Por último, el genio se superó y consiguió pintarlo para el Día de Año Nuevo 1944,

Años más tarde, tras una visión, Pollock manifestó: "It was a stampede...[of] every animal in the American West, cows and horses and antelopes and buffaloes. Everything is charging across that goddamn surface.". (Es una estampida... [de] Cada animal en el oeste americano, vacas y caballos y antílopes y búfalos, todos a la carga a través de la maldita superficie).

Mural, de Jackson Pollock se encuentra desde el 21 Abril en el Museo Picasso de Málaga, y puede contemplarse hasta el 11 de Septiembre de este año dentro de la exposición "Mural. Jackson Pollock. La energía hecha visible".

La muestra está comisariada por David Anfam, Senior Consulting Curator del Clyfford Still Museum de Denver (EE.UU), y organizada por el University of Iowa Museum of Art. Es la primera, y tal vez la última ocasión, que esta obra está en España. Antes de recalar en el Museo Picasso, ha sido exhibido en la Peggy Guggenheim Collection, de Venecia, y en la Deutsche Bank Kunsthalle, de Berlín, para prolongar su periplo expositivo en la Abstract Expressionism, de la Royal Academy of Arts, de Londres.

   
Mar312016
PDFImprimirE-mail
Redacción

Rithika.Merchant-El.Rollo.Higienico

En pleno siglo XXI, donde lo espurio campa a sus anchas, y el brochazo desinhibido convive con el puñado de heces marinadas a fuego lento, una hecatombe que se sirve en bandeja de plata en las subasta de arte contemporáneo a los nuevos jeques y zares atraídos por el cebo que apadrina el acto, surge la artista Rithika Merchant, nativa de Bombay, con un modo de hacer, que contrasta y es bien acogido, ya que se puede percibir como balsa de salvamento.

La obra de la joven Rithika ampara subconsciencia y religión, y nos remite de un modo muy personal al surrealismo y la pintura medieval. Max Ernst y Hieronymus Bosch la apadrinarían gustosos en este panorama.

Rithika Merchant aterriza en la Combustión Espontánea Art Gallery, con la muestra Intersections, que se inaugura este 31 de marzo y estará visible hasta el 11 de junio.

Rithika.Merchant-El-Rollo-Higienico

   

Página 1 de 90