El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

Noticias - Audiovisual

Ago192011
PDFImprimirE-mail
Redacción

rollo

Thirty years ago came "EL ROLLO HIGIÉNICO" (TOILET PAPER) as head of a cultural newspaper. We were too young and had limited financial means to support the initiative. Time passed and contacted me through facebook to recreate some of the stories as the central character having a roll of toilet paper.

The story seemed a bit seedy and prefer to take up the idea of the magazine online. Today is a reality both the publication and the character in question shared name, and is a pet of our cultural initiative.

Where to begin? The character was studied and developed. We propose a new story. Naturally, a story within a bathroom. An intimate story of what happens when we go into a bathroom and shut the door. Has anyone asked what they think a roll of toilet paper every time he faces his doom? We really should laugh or rather mourn. It is a tragicomedy .

In this story, a roll resting happily in a toilet, suddenly wakes up and is startled when she meets the customer who will use it. And the truth ... no wonder.

Some noise will make us forget the misery of the character, soon to jump on the cup out of curiosity.

And now ... a bit of science fiction: A rat, a pepper ... Yes, a pepper that by the gas is able to propel and get to the moon.

The toilet paper reaches the moon with some delay, coincides with the arrival of the moon astronaut, and paradoxes of fate, the same man, the same paper and the same need.

Life is to be taken as a joke and smile from ear to ear ... of course whenever we have a good paper at hand to pat on privacy.

And here we are laughing at our shadow and competing in the Virgin.

We will be publishing a news, scenes, outtakes and sketches. Take anything to get her affection for our Savior and go to the bathroom when we are not cruel.

Última actualización el Mar052012
 
Abr052011
PDFImprimirE-mail
Redacción

festival future short

Future Shorts es el mayor festival en lo que a la esfera cortometrajista se refiere. Expandido por más de 50 ciudades cada treinta días, y con un programa de contenidos audiovisuales realmente incontestable mes a mes, parece anecdótico que no haya encontrado cierta regularidad en la ciudad de Edimburgo donde se ha postulado más bién como un pequeño nómada.

Inspace por su parte no es un espacio introvertido sino más bien un Narciso en una ciudad contenida como Edimburgo. Moderno y alzado al detalle con vidrio y paneles blancos, no abre sin embargo sus puertas con la regularidad que se esperaría para un local tan coqueto. Es por esto que la estancia de Future Shorts en sus dependencias es algo así como un permiso temporal que de momento nos durará tres meses, quizá ni siquiera el tiempo suficiente para disfrutar del tacto de sus paredes y la claridad de su sistema audiovisual.

El pasado sábado 2 de Abril fué el estreno de esta complicidad pasajera: Future Shorts albergado por Inspace -podemos ya adelantar que estamos deseando repetir-.

A las 18:30 llegamos a los alrededores de nuestra nueva venue para descubrir que tenía las cortinas de sus alargadas ventanas bajadas y en el interior no se oía una mosca. Pronto nuestro Dj John Prior inundó las sala de sus sonidos pegajosos mientras Ericka, Rab, mi compañera de batallas Morv y un servidor preparábamos el donation bar y las proyecciones en las pantallas laterales. Recibiendo a un público aún por determinar estarían Niebla de un sueño de Rafa Toro y Shot de Ibañez Juan. Se hicieron subir las cortinas a la calle Crichton dejando al descubierto el azulado logo de Future Shorts en la pared opuesta. La gente al pasar parecía ignorar el contenido de tal continente, ya volverán pensamos...

A las 19:30 llegaron los artistas invitados: the Chemical Poets, una suerte de narradores orales nacidos en Escocia y que recitan sus subversivas a la velocidad de un Mc. Pantalón corto y narices de Naranja Mecánica todo en uno, revolotearon por el escenario hasta que empezamos la función a las 20:10 por exprimir al máximo la oportunidad de compartir el evento con el mayor número de gente posible. En escasa media hora llenamos el local con 100 visitantes, y ahí tuvimos que parar pues no había cojines para todos.

Levantada la cortina los Chemical Poets asombraron al personal con su lengua, y tras su consistencia llegaron los martillazos de Future Shorts con un programa de obras tan exquisito y variado como siempre. Destacamos la fuerza de Pj Harvey en The last living rose, la hilarante Las pelotas o el amor talentoso de la circense entrenadora de perros Irina Markova. Si siendo viejos queréis sentiros bebes no es perdáis Two de Maya Newell. El resultado de nuestra batidora artística quedó atrapado en las caras de felicidad de los asistentes y organizadores. Ahí van las fotos!

Hasta el mes que viene!

Carlos Redondo

Festival Representative Edinburgh

Future Shorts ONE

Pothografy Eoi Carey

Última actualización el Mar052012
   
Feb162011
PDFImprimirE-mail
Redacción

El espectador es ese bien preciado que las multinacionales se disputan y por el que están dispuestas a sobornar con tal de fidelizar. Un bien al que se estudia, se etiqueta, se contabiliza, se encasilla y se estereotipa. El espectador se ha convertido en objeto de deseo, al tiempo que muchos de sus ídolos lo ningunean. Pero el espectador conforma el espectáculo y le da sentido. El espectador es ese adicto al que no le debe faltar su dosis de teatralidad para que todo el entramado lo alimente y quede satisfecho; sin embargo, el sinsentido aparece cuando al público le falla la memoria, cuando pasa el tiempo y pierde la referencia de lo que ha visto. Si esto ocurre, nos podemos preguntar acerca de qué es lo que ha fallado: la concentración, la ausencia de placer o, simplemente, la falta de realismo que hace que no se produzca interactividad por ambas partes.

El sentimiento de vacío o perplejidad es lo peor que acontece a un público que acude a ver cuando tiene hambre, y que abandona el libro, la galería o la sala sin memoria de lo narrado, visto, vivido.

María, nos ilustró con su experiencia.

Gracias María.

Última actualización el Mar052012
   

Página 16 de 16