El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.
15Diciembre2010
PDFImprimirE-mail
Redacción

C.M. MAYO, EL ÚLTIMO PRINCIPE DEL IMPERIO MEXICANO

Hola, Catherine. Estamos celebrando la publicación en castellano de tu libro El último príncipe del Imperio Mexicano. Pero antes de pasar al tema de la novela, ¿podrías hablarles a nuestros lectores acerca de ti: quién eres, qué haces, en fin?

Soy escritora norteamericana con más de 20 años en México. Vine a México en 1986, cuando me casé con mi mejor amigo de la Universidad de Chicago, un chilango, y por eso no había de otra: cuando terminamos los estudios, había que vivir en la ciudad de México. El último príncipe del Imperio Mexicano es mi primera novela, pero he publicado también una colección de cuentos, mucha poesía, ensayos, y una  memoria de viajes en Baja California, Miraculous Air (Milkweed Editions, 2007). Y me encanta traducir. Mi compilación de 24 escritores mexicanos,  Mexico:  A Traveler’s Literary Companion (Whereabouts Press, 2006), incluye mis traducciones de obras de Araceli Ardón, Agustín Cadena, Mónica Lavín, Guadalupe Loaeza, Fernando del Paso y Juan Villoro.

Háblanos ahora de tu novela. ¿Qué te propusiste al escribirla?

La curiosidad y también, a nivel intuitivo, cierto sentido de destino. Había que hacerlo, ¿sabes? Leí un breve capítulo sobre el asunto del nieto de Iturbide y Maximiliano en Maximilian and Juárez, del historiador inglés Jasper Ridley. Me fascinó la historia primeramente porque la madre del niño era norteamericana, y segundo, porque me pareció tan peculiar todo este arreglo secreto entre el Emperador Maximiliano y los Iturbide, descendientes del primer emperador de México.  Pero cuando empezé de leer más, me di cuenta que la historia de cómo el niño se incorporó a la corte de Maximiliano estaba llena de contradicciones, errores y una verdaderamente misteriosa vaguedad. Había que meterme en los archivos para investigar. No tenía idea que me iba tomar tantos años. Me he metido a archivos en varias países, desde Austria hasta México, y a muchos, de hecho la mayoría, en Estados Unidos (varios en Texas, Nueva York, California, y Washington DC). Ya que la familia Irurbide vivió en Estados Unidos tantos años, no es de sorprenderse que los archivos, tanto el del Emperador como el de  la familia Iturbide y, de hecho, el archivo personal del príncipe, Agustín de Iturbide y Green, se encuentren no en México, sino en Washington DC.

En los últimos veinte años se venido dando un auge de la novela histórica. En la época de las editoriales transnacionales, esto pareciera ser un fenómeno global. ¿Cómo te ubicas en relación con esto? ¿Te consideras una escritora de moda?

No me fijé en esto. La verdad me sorprende que haya tanto interés en la novela histórica.  Leo mucho, pero casi no leo novelas históricas.  Eso dicho ya, por fin, empezé a leer War and Peace de Tolstoy.  Espero terminar en 2011. Lo me que urge es la versión del Kindle, ya que la cosa pesa como 6 ladrillos.

Autores de lengua inglesa tan importantes como D.H. Lawrence, Graham Greene, Malcolm Lowry, Patricia Highsmith, Anais Nin, Jack Kerouac y muchos otros han escrito sobre México. ¿Cómo te ubicas en esta línea?

Hay algunos (e.g., Bruce Berger, Alma Guillermoprieto, Sam Quinones),  pero la verdad hay muy pocos autores en inglés cuyas obras sobre México me interesan. La mayoría, aún autores de grandes obras literarias tales como los de Greene y Lowry, Lawrence y Steinbeck, me parecen dolorosamente superficiales en cuanto al trato de México.

Más bien me considero parte de la tradición de Fanny Calderón de la Barca. Ella era escocesa, esposa del primer embajador de España en México después de la Independencia. Admiro mucho su libro de memorias, Life in Mexico, ya que es una maravilla de vividez.

Como novelista, mis infuencias son más bien algunos que no han escrito ni una palabra sobre México: Henry James, Edith Wharton, y del siglo XX, F. Scott Fitzgerald, Flannery O’Connor, A. Manette Ansay, y el canadiense Douglas Glover. Me encantan los rusos, Chekhov, Tolstoy y Nabokov. Dos novelas especialmente importantes para mi han sido Madame Bovary, de Flaubert y The Leopard, de Guiseppi di Lampedusa. Los dos los leí en traducción al inglés.

Además de ser escritora eres editora. ¿Cómo combinas las dos cosas?

No muy bien. Es un poco como aceite y agua. No obstante, es cierto que gracias al haber jugado el papel de editora, como escritora tengo más aprecio para el labor de los editores.

Hasta ahora, tu obra literaria parece estar dirigida a lectores de Estados Unidos y de México. ¿Has contemplado la posibilidad de llegar al público de otros países?

Encantada y espero tener noticias próximamente.

Pensando en El último príncipe del Imperio Mexicano, esta novela se encuentra basada en una coyuntura histórica en la cual se vieron involucrados, ya como protagonistas, ya como actores secundarios, ya como influencias indirectas pero importantes, México, Francia, el Imperio Austrohúngaro, Estados Unidos, Bélgica, el Vaticano, la Gran Bretaña, etcétera. Esta característica haría que tu obra fuera importante como novela histórica multinacional. ¿Qué tan a propósito es esto?

Es una novela sobre un periodo fundamentalmente transnacional: la intervención francesa, apoyada por los belgas, los austriacos y el Vaticano;  la imposición de un emperador que era archidique de Austria, su consorte, Carlota, hija del rey de los belgas, nieta del ex-rey Luis Filipe de Francia y prima hermana de la reina Victoria, y etc, laberínticamente. El papel, tanto de los Estados Unidos como de los Confederados y, después de Appomattox, los exConfederados, también hay que tomarlo en cuenta. así como la geopolítica del Caribe y el hermano imperio de Brasíl, y pues, todo el contexto internacional. Hay que recordar que Francia ya estaba en Africa y Asia, los británicos en India  y demás, en resumen, que es imposible entender la intervención francesa en México fuera de este contexto.  En otras palabras,  es imposible consider a los 1860s en México como nada más “historia de México,” tal cual, así como algo que pudiéramos examinar bajo una campana de vidrio.

En una entrevista anterior, comparas la intervención francesa en México con la ocupación de Irak por parte de Estados Unidos. ¿Podrías abundar sobre este tema?

Lo que a mi me pareció muy  interesante era la tensión en el momento en que una gran cantidad de gente empieza reconocer,  muy en contra de su volundad, que el proyecto, tal cómo estaba pintado, está en camino al fracaso. Esta disonancia cognitiva. Tantas conversaciones confusas, llenas de reticencia, coraje y miedo. El creciente golfo entre lo que se dice públicamente y lo que saben los conocedores. La ingenua habilidad del ser humano de engañarse a si mismo. Como materia para una novelista, todo esto es rico, rico.

También recuerdo haberte oído decir que cada vez que le acercamos una vela al pasado, iluminamos también el presente. En este sentido, leyendo El último príncipe del Imperio Mexicano, se tiene la impresión de que la situación social que imperaba durante la intervención francesa —una situación de inestabilidad, incertidumbre, ingobernabilidad, barbarie, bandidaje, violencia endémica— se parece mucho a la que impera actualmente en muchas regiones de México. ¿Estabas consciente de reflexionar críticamente sobre el presente cuando te hallabas escribiendo sobre el pasado?

No, es que empecé el libro hace muchos años, y de hecho terminé la mayor parte en 2006. Para reflexionar sobre la actualidad, es mejor, pienso yo, escribir para un periódico o blog. Como novelista, no sabes cuándo te van a leer. Puede ser ahora, en 2010, 2011, o quién sabe, en 2081. ¿Qué sería la actualidad para tal lector en aquel entonces? Dios sabe. El papel de la novela es dar al lector la experiecia de ser otra persona, vivir una vida que no es suya, para así enriquecer la suya. Y el lector siempre va a reflexionar y ver ciertas congruencias, sean lo que sean, entre su presente y este pasado.

Volviendo a tu metáfora de la vela que, al acercarse al pasado, ilumina también el presente, ¿dirías que su luz alcanza también el futuro?

Claro que si. Y si el pasado parece extraño, el futuro aún más.

Yo definiría El último príncipe del Imperio Mexicano como una historia de amor y poder. ¿Qué piensas al respecto?

Tienes razón. También diría que es acerca de la compasión y el perdón.

Has dicho que empezaste a escribir cuento como una manera de ir entrenándote para llegar a la novela. Sin embargo, William Faulkner decía que escribir cuentos es más difícil que escribir novelas. ¿Qué opinas de esto?

Para mi, como quizá para la mayoría de novelistas, empezar con cuentos ha sido lo más fácil y en parte porque muchos empezamos en talleres. Un típico taller es, digamos, una docena de escritores y el líder, todos alrededor de una mesa, por un par de horas una vez a la semana. Por su brevedad, claro que es infinitamente más fácil considerar cuentos en un taller.  ¿Cuál es más fácil de verdad? Pues, depende, porque hay novelas magníficas que han salido como pan del horno y cuentos mediocres que han requerido años de la más tediosa labor. Para Faulkner puede haber sido el caso. Pregúntame otra vez cuando haya escrito más novelas.

¿Piensas volver a escribir cuentos?

De hecho estoy a la mitad de una segunda colección. Tengo mis ideas pero la musa a veces insiste en otras. A ver.

Una última pregunta: alternas tu trabajo creativo con tus talleres literarios. ¿Qué es lo que más te gustaría que tus alumnos aprendieran?

La narrativa es una especia de sueño vívido. Por eso, me gustaría que aprendieran cómo reconocer y, luego, cómo utilizar ciertas técnicas que les permitan capturar la atención del lector y darle instrucciones, tanto económicas como eficaces,  para que él forme el “sueño vívido” en su mente .

Gracias.

Gracias a ti. Ha sido un honor.

Entrevista realizada por el escritor: Agustín Cadena

Comentarios  

 
0 #4 enlace 30-04-2017 22:58
? Un videogame que da super mejores ratos si bien constituye cierto que le es posible resultar un poco reiterativo

Hecha un ojo y puedes visita mi website:: enlace: http://www.kombikart.com/linkout.asp?to=http://www.trucoteca.com
Citar
 
 
0 #3 Trucos 26-02-2017 14:55
? Fantastico game pero los graficas me han dejado frio

Revisa y puedes navega por mi websiteOo Trucos: http://kuppertwins.com/__media__/js/netsoltrademark.php?d=www.trucoteca.com
Citar
 
 
0 #2 car title pawn 23-08-2014 02:17
I could not resist commenting. Perfectly written!
Citar
 
 
0 #1 fernando cruz parede 04-06-2013 02:30
Lo más notable al leer la entrevista es conocer la claridad y lucidez de esta escritora. Es profunda en sus pensamientos y debe ser muy culta.-Esta novela ayuda a conocer más los avatares de nuestro país en el contexto del colonialismo europeo así como la situación política de los norteamericanos en su ofensiva permanente hacia su vecino del sur, siempre buscando ventajas para ellos.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Última actualización el Mar052012